El Gobierno acomete un nuevo recorte a un derecho fundamental a la vez que alardea del crecimiento económico

​El nuevo recorte del Gobierno, que supone la eliminación de las ayudas a la pequeña y mediana empresa para planes de igualdad, para avanzar en la equidad salarial y para realizar postgrados de estudios de género y actividades en esta materia dentro del ámbito universitario, demuestran lo que le importa al Gobierno la igualdad en general, y la de género en particular. Es decir, nada.

Políticas de IgualdadLa supresión de estas ayudas y subvenciones está vinculada a la orden del Ministerio de Hacienda de adelantar al 20 de julio el cierre del presupuesto de gastos y operaciones no presupuestarias de 2016 con el objetivo de limitar el gasto público y cumplir con el déficit.

Estos recortes se suman a los efectuados, en la legislatura del 2012 al 2016, que alcanzaron el 20,9% (porcentaje que se eleva a un 47,6% con respecto del presupuesto de 2009, última referencia antes de los recortes). El insignificante e insuficiente aumento del 6,3% en los Presupuestos Generales previstos para 2016 en las políticas de igualdad y en la lucha contra la violencia de género, tras los durísimos recortes, están teniendo un impacto muy negativo y directo en las políticas de igualdad y contra la violencia de género.

UGT denuncia que el Gobierno, y su presidente, Mariano Rajoy, utiliza la igualdad como bandera cuando interesa y, a la hora de la verdad, pretende perpetuar la brecha que a todos los niveles existe entre hombres y mujeres en nuestro mercado laboral, reduciendo los recursos destinados a este tipo de políticas de imprescindible justicia social como es avanzar en la igualdad de oportunidades y derechos entre hombres y mujeres.

La decisión es una muestra más de la política del Gobierno del PP, que se empeña en pintarse la cara social, pero que esconde nuevos recortes a derechos fundamentales.