Las políticas del PP han debilitado el mercado de trabajo y el Sistema de Seguridad Social

UGT denuncia que las políticas de recorte aplicadas por el Gobierno del PP han perjudicado tanto al empleo como al Sistema Público de Pensiones y, en este sentido, califica de "cínicas" las declaraciones realizadas por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en el programa "El objetivo" de Ana Pastor, como si el Gobierno no hubiera tenido nada que ver con los actuales problemas de nuestro mercado de trabajo o el sistema de Seguridad Social.

Guindos afirmó que "las pensiones están garantizadas por todos los ingresos del Estado", pero no dijo que las pensiones están garantizadas por la Constitución y que el Gobierno está obligado a su pago. Tampoco dijo que lo que va a garantizar el Estado son unas pensiones bajo mínimos, si no se llega a un acuerdo consensuado y positivo en el marco del Pacto de Toledo. El Gobierno del PP utilizando su mayoría absoluta, en la anterior legislatura, desreguló lo ya regulado y consensuado, impuso reformas de manera unilateral y modificó la normativa para superar el límite del 3% en la utilización de la hucha de las pensiones para 2015 y 2016. El resultado es que los pensionistas presentes y futuros perderán poder adquisitivo (si el Pacto de Toledo y el diálogo social no reconducen la situación) y que el Fondo de Reserva, que ha sido utilizado de forma reiterada por parte del Gobierno del PP, ha pasado de 66.800 millones en 2011 a 15.020 en 2016. Para UGT –y eso no lo ha dicho Guindos- es inconstitucional el recorte de las pensiones presentes y futuras que ha planteado el PP

UGT recuerda que para hacer frente al déficit de la Seguridad Social bastaría con aplicar tres medidas fundamentales: Acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas con cargo a la Seguridad Social; financiar los gastos en materia de Seguridad Social del Ministerio desde los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y destopar las bases de cotización. El sindicato reitera que es necesario reforzar los ingresos del Sistema de Seguridad Social, no sólo a través de cotizaciones sino también con impuestos (las pensiones no perderían así su carácter contributivo, tal y como establece en la Disposición Primera del Pacto de Toledo porque se financiarían fundamentalmente con cotizaciones).

En cuanto a las declaraciones de Guindos en materia de empleo, diciendo que "la precariedad es un problema del mercado laboral" y, al mismo tiempo, ensalzando la reforma laboral de 2012, UGT le recuerda que ha sido la normativa laboral del Gobierno del PP la que ha disparado la precariedad del empleo, devaluando el trabajo y los salarios, algo ratificado por todas las estadísticas. Así, últimos datos de los Servicios Públicos de Empleo reflejan que cada vez hay más temporalidad, precariedad y parcialidad involuntaria en el empleo y una menor protección por desempleo.

UGT considera que es preciso derogar en su totalidad la reforma laboral, que sólo ha conseguido degradar las condiciones laborales y a partir de ahí impulsar un plan de choque por el empleo en torno a tres objetivos: incrementar la creación de empleo, mejorar la calidad del mismo y garantizar la igualdad de oportunidades. De esta forma, conseguiremos un crecimiento real de la economía, mejorará la competitividad exterior, se intensificará el proceso de desendeudamiento de la economía y disminuirán las desigualdades y la pobreza en nuestro país.