NO NOS TOMEN EL PELO

 
LA PROVOCACIÓN A LA PLANTILLA CONTINUA SUBIENDO DE NIVEL

El filósofo Arthur Schopenhauer en 1819, inventor del término “pensamiento único”, lo definió como “un pensamiento que se sostiene a sí mismo de forma independiente sin necesidad de otros referentes; se Pelo1autosustenta en su propia voluntad”. Herbert Marcuse, otro filósofo, añadió: “un pensamiento compuesto de hipótesis tan solo, que se autovalidan a través de la repetición incesante de las mismas”.

El pasado martes, enmarcado en la “estrategia” de comunicación emprendida por RR.HH, la Plantilla recibió el correo “los hechos hablan por sí solos” que podríamos extrapolar a muchas cuestiones en esta Empresa. Sin ir más lejos, al Convenio y al rechazo de la Plantilla al mismo. Por centrarnos con exactitud en el propio mensaje, podríamos decir que, si evalúan dos veces tienes el doble de Excelentes y, si en verano evalúan otra vez, podrían tener el triple.

El correo de RR.HH es la última prueba del incesante intento de bombardear e instaurar un pensamiento único en Iberdrola defendiendo como un “gran éxito” algo que ellos mismos implantan.

No nos imaginamos a RR.HH desvinculando la calificación del Desempeño de la liquidación del Variable para, pocas semanas después, enviar un comunicado admitiendo que es un engaño, que no pasa de la mera propaganda para justificar su incalificable sistema de retribución variable.

Los próximos correos pueden ser: “sois tan buenos que rebajo la antigüedad”, “sois tan buenos que os rebajo el salario”, “sois tan buenos que os rebajo la categoría”, “sois tan buenos que os rebajo la retribución variable”, “sois tan buenos que os subo el salario un 0,25% con 3.000 millones de beneficio neto”, etc. ¡No nos tomen el pelo!

El lavado de cerebro no solo es una estrategia de la Empresa, algunos compañeros que tenemos a nuestro lado también son culpables por permitirlo y apoyarlo y este aspecto es vital: la colaboración de una parte lo suficientemente importante de Organizaciones que, lejos de desarrollar su papel crítico y de defensa de las condiciones laborales de las trabajadoras/es y de la justicia laboral, se dedican a felicitar el “día internacional del cielo azul”, reivindicar la importancia del “salario emocional” con el IPC al 6,7% o enviar la prensa semanal todos los viernes.

La corriente de opinión que a toda costa quiere implantar la Empresa y sus colaboradores tiene también un punto de subordinación. Hay que cobrar como ellos quieren, ahorrar como ellos entienden, gastar en los atractivos artículos que proponen e, incluso, descansar cuando a ellos les da la gana. Y no olvidemos…  ¡insistir!, ¡insistir!, ¡insistir!

Las trabajadoras y trabajadores debemos interiorizar y exigir a los sindicatos que la forma efectiva de mejorar a modo individual pasa por mantener, defender y garantizar nuestras condiciones laborales a nivel colectivo. A partir de unas condiciones colectivas justas y consolidadas cada trabajador/a podrá desarrollarse a título individual todo lo que desee. El marketing y el autobombo en los postulados de la Empresa no dejan de ser propaganda al servicio de RR.HH y de algunos otros. 

Telegram2