Es imprescindible luchar por la justicia climática y la transición justa sin dejar a nadie atrás

El consultorio monográfico laboral de UGT analizó esta semana la Cumbre de la COP26 y las propuestas que está trasladando el sindicato para luchar contra el cambio climático y a favor de una transición justa


La Cumbre de la COP26 que se está celebrando desde el pasado fin de semana en Glasgow ha copado el consultorio monográfico laboral de la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores.

Una cumbre en la que está participando UGT y que tiene como objetivo estudiar y debatir las medidas necesarias para cuidar nuestro planeta.

En este sentido, el consultorio ha contado con la colaboración de Manuel Riera, técnico del área de Medio Ambiente del sindicato y representante del mismo en la cumbre, que participó ya en la masiva manifestación del pasado sábado “demandando justicia climática, transición justa y ambición. En este proceso de cambio no podemos dejar a nadie atrás”.

Manuel Riera ha especificado que “UGT viene como parte de la Confederación Sindical Internacional (CSI) en calidad de observadora. Traemos una serie de demandas y hacemos presión para que los Gobiernos las incluyan. Las demandas versan en torno a ambición climática con transición justa; financiación climática, que los países se comprometan a financiar el Sur global con tecnología verde; y negociando el art. 6 del acuerdo de París, que dice la forma en que se gestionan los mecanismos de comercio de las emisiones, que tienen que ser transparentes y corresponsables. Necesitamos que sea un mecanismo fuerte, sin lagunas, y que incluya la transición justa. Si un país emite más y quiere comprar emisiones a otro país, se tiene que tener en cuenta a los trabajadores y trabajadoras y a la transición justa en el proceso”.

Para Riera, “estas cumbres son muy importantes, son la única forma de avanzar de manera global. Los pasos son pequeños y nos quedamos sin tiempo, pero hay que seguir trabajando de manera conjunta para acabar con esta lacra medioambiental”. 

El primer mundo debe dejar de sobreexplotar al tercer mundo

En la misma línea ha participado Ángel Rubio, miembro del área de Medio Ambiente de UGT´, que participó “en la cumbre social de la COP26, formada por unas 500 organizaciones por el clima. Es muy importante esta cumbre, desarrolla todas las materias transversales sobre la situación climática que estamos viviendo”.

De esta forma, ha señalado que “estamos viviendo una crisis climática sin precedentes. El primer mundo debe dejar de sobreexplotar al tercer mundo. Hay una sobrecarga de extracción de materia prima condicionada por el modelo productivo del primer mundo, y eso perjudica al tercer mundo. El sindicato tiene que ser un agente de cambio de modelo productivo hacia un sistema verde, y en esta línea estamos trabajando de manera conjunta a nivel global”.