La digitalización es clave para la supervivencia de muchas empresas y para el futuro de la economía

UGT ha analizado en su consultorio monográfico semanal el proceso de digitalización

El sindicato ha querido poner en evidencia que las empresas españolas van hacia atrás a la hora de invertir en digitalización y nuevas tecnologías, puesto que según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística sobre las TIC en el comercio electrónico en 2020, el tejido industrial español invirtió 600 millones de euros menos que en el año 2019, es decir, un 15% menos, de esta cantidad 416 corresponden a grandes empresas.

El INE señala además que desciende el empleo digital –sólo el 40% de las personas trabajadoras se conecta a internet- y la formación situándonos a la cola de Europa. Por ello, UGT ha dedicado su monográfico semanal a analizar el proceso de digitalización en España en un espacio titulado “Digitalizar, una inversión pendiente”.

Para profundizar en los retos que supone la digitalización, el consultorio ha contado con la colaboración del Responsable de Digitalización en UGT, José Varela, que ha destacado que estos datos, es decir la realidad, contrastan con el mensaje que dan las empresas cuando afirman su apuesta por una digitalización que es necesaria e imprescindible.

Las empresas españolas se resisten a la digitalización

José Varela ha subrayado además que, paradójicamente, han sido las empresas pequeñas las que, con dificultades, han tirado del carro puesto que las grandes empresas, que son las que deberían liderar el proceso de transformación de este país se han dejado 416 millones de euros por el camino.

Varela ha explicado que esta resistencia se debe, en parte a que “el tejido empresarial es tremendamente tradicional y lo de la innovación, muchas veces, se interpreta de manera errónea”, pero también por un “efecto llamada de las ayudas de los fondos europeos, porque muchas empresas han visto esa posibilidad y se han retraído o han paralizado inversión, pensando que quizás reciban ayudas para ello”.

“Sin embargo, realmente las ayudas europeas sólo son una pata y la prioridad es que la innovación tiene que estar dentro de la forma de operar de una empresa: Tenemos que cambiar esa visión de la empresa tradicional e ir hacia un futuro en el cual la digitalización sea parte intrínseca de la dinámica empresarial y de la economía de nuestro país”.

Apostar por la formación y por la igualdad

El Responsable de Digitalización de UGT ha resaltado que la digitalización es clave para el futuro de las empresas, para su supervivencia, porque son dinámicas instaladas en Europa y a nivel mundial.

“Nuestras empresas tienen que entender que tienen dos grandes vías de digitalización, una vender por internet y tener webs dinámicas que puedan atender al cliente y otra, digitalizar los procesos internos, puesto que en España aún hay empresas que hacen las nóminas a lápiz”.

Además, José Varela ha advertido de que “el empleo TIC en España tiene dos grandes mermas, una severa masculinización del sector, y la falta de formación digital.