Imprimir

La patronal debe decidir si quiere continuar la senda del acuerdo

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha dicho en la Hora de la 1 de TVE, que los sindicatos llegarán a un acuerdo si el Gobierno sitúa su propuesta de subida del SMI para este año en la banda ancha y si el acuerdo llega hasta el final de la legislatura


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, que ha sido entrevistado esta mañana en la Hora de la 1 de TVE, ha afirmado en relación con el incremento del SMI que se van a producir contactos para intentar llegar a un acuerdo pero que “lo importante es que finalmente el Gobierno se sitúe en la banda ancha. Eso es lo que nos va a llevar a los sindicatos a poder llegar a un acuerdo y, sobre todo, que el acuerdo no solo sea para estos 3 meses, sino que llegue hasta el final de la legislatura, con incrementos para el año 2022 y 2023”, hasta que alcance el 60% del salario medio tal y como suscribió España en la Carta Social Europea.

Álvarez ha aclarado que la propuesta del Gobierno es de 15 euros este año y 31 euros y 31 euros para 2022 y 2023, y ha defendido la propuesta de UGT de que el SMI suba 25 euros en 2021, “la subida del SMI se aprobaría en septiembre, se aplicaría en octubre, y hay que tener en cuenta el coste de la vida actual”.

Si la patronal da un portazo a la subida razonable del SMI será por razones políticas

El Secretario General de UGT ha confirmado que “en la mesa de negociaciones estamos en un desacuerdo profundo, pero lo que es peor, yo a día de hoy no sé por qué la patronal está como está. La patronal ha ido dando diferentes excusas, de hacer una SMI para cada CCAA”. Algo llamativo porque “en otros casos, cuando se habla de la unidad de mercado se rasgan las vestiduras y, en este caso, se plantean poder hacerlo”. Además, ha ido hablando de un salario mínimo especial para los jóvenes, una propuesta difícil de mantener. 

“A mí me parece que la patronal debe decidir si quiere continuar la senda del acuerdo, de un acuerdo razonable que sitúa a los salarios en una posición aceptable para las empresas, menos aceptable para los trabajadores, pero en una senda positiva, o finalmente le da un portazo al SMI, algo que no sería por esta renta en sí, sino por razones políticas de la propia patronal”.

Respecto a que otros países tienen salarios mínimos más bajos que España ha señalado que también tienen salarios medios menores, como es el caso de Portugal, donde el SMI alcanza el 61% del salario medio.

Queremos una empresa estatal de producción de energía

En referencia al anuncio del Presidente del Gobierno sobre que este año no se pagará más que en 2018 por el precio de la luz, un año que precisamente fue caro, ha declarado que está bien pero no es suficiente. “Queremos que se nos diga cómo. No dudo de la voluntad del presidente, ni de su intención de cumplir este compromiso, como ha hecho con el calendario de vacunación, pero creemos que el sistema necesita cambios estructurales y en profundidad”. 

En este sentido, ha dicho que “queremos una empresa estatal de producción de energía. Para ello tenemos una base muy potente que es la empresa Hunosa. Ese es un elemento estructural que nos va a permitir poder tener presencia en el control de los precios en origen y evitar abusos o el robo que se está produciendo a los consumidores en nuestro país en estos momentos”. 

Asimismo, ha demandado extender el bono social y bajar este bono para que puedan beneficiarse más familias que no llegan a fin de mes. 

“Este es ese el camino que tenemos que seguir, porque en el 22 estaremos al albur de las empresas eléctricas como venimos estando en los últimos años. Hay que ir a medidas de fondo, que se recojan en una legislación que impida el abuso de los precios de la energía”.