UGT reclama más recursos para el SEPE y derogar la reforma laboral para acabar con la temporalidad

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los datos de paro del mes de junio muestran un descenso del número de personas en desempleo y un aumento de cotizantes nuevos a la Seguridad Social por cuarto mes consecutivo


Los datos de paro del mes de junio, publicados hoy por el Servicio Público de Empleo, muestran por cuarto mes consecutivo un descenso del número de personas en desempleo, produciéndose una caída mensual histórica de 166.911 personas. La reapertura de actividades económicas, junto al efecto estacional de la temporada de verano, están conduciendo a una mejora en las cifras de empleo, que ha alcanzado a todos los grupos de población, y ha beneficiado en especial a los jóvenes.

A fin de junio, 3.614.339 personas se encontraban registradas como paradas, lo que supone un descenso del 4,41% respecto a mayo, recuperando la tendencia habitual pre-pandemia de este mes. También hay una llamativa mejora sobre las negativas cifras de hace un año (-248.544 personas menos en paro, un -6,43%).  

Los datos de afiliación a la Seguridad Social toman la misma dirección. En el mes de junio ha aumentado en 233.056 personas, mientras que este dato desestacionalizado muestra 202.857 personas más. A pesar del descenso de afiliación en las actividades educativas, práctica habitual en este mes, la recuperación de la hostelería permite obtener cifras positivas. La variación en términos anuales se traduce en un aumento de 875.941 personas afiliadas respecto al mismo período del año pasado, lo que supone un 4,7% más.

Para la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, los datos de este mes alertan de que el empleo que se está creando es muy temporal y precario, como demuestra que solo 6 de cada 100 contratos son indefinidos a tiempo completo. 

Para UGT, es imprescindible derogar la reforma laboral para acabar con la temporalidad e impulsar las políticas activas de empleo y es urgente una fuerte inversión en recursos humanos en los Servicios Públicos de Empleo, frente al recorte de efectivos que pretende el Gobierno, y que provocará que en 2022 el SEPE haya perdido cerca de 1.000 efectivos.

Además, hay que seguir protegiendo a los desempleados, especialmente a los de larga duración, que son la mitad de la totalidad. 

UGT considera fundamental reducir la desigualdad mediante la derogación de la reforma laboral de 2012, el aumento pendiente del SMI, y una reforma fiscal integral para que la recuperación llegue a todas las personas.
Para el sindicato, los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia deberán apoyar este proceso y enmarcarlo en una transición justa, desde la perspectiva social, medioambiental y digital. Y particularmente deberán encaminarse a solucionar desequilibrios de la economía española que afectan con especial intensidad a las personas más vulnerables y al tejido productivo local.

Datos de interés

Los datos de paro del mes de junio reflejan a 494.414 personas protegidas por un ERTE, 43.098 personas menos que a fin de mayo. El Acuerdo alcanzado entre Gobierno e interlocutores sociales para extender este instrumento hasta el 30 de septiembre, sigue permitiendo sostener el empleo en aquellas empresas que a causa de la pandemia aún no han podido recuperar su actividad normal.

El número de beneficiarios de prestaciones en mayo era de 2.070.546, lo que supone un descenso del 58,2% respecto al mismo mes de 2020. La causa de esta notable reducción, se encuentra en este fuerte incremento de los ERTE hace un año, que prácticamente duplicó el número de beneficiarios en aquellos meses de confinamiento más estricto. 

La contratación en junio ha aumentado un 16,36% mensual y un 55% anual, debido en el primer caso a la combinación entre el fin de las restricciones y el inicio de la temporada de verano, y en el segundo, al efecto de comparación con el mismo mes de 2020, en el que estábamos aún en confinamiento. 

El porcentaje de contratos indefinidos sobre el total de contratos que se registraron en junio se situó en un 9,6%. No obstante, dentro del número de contratos se firmaron a tiempo completo un 64% de ellos y, por el contrario, un 36% lo fueron a tiempo parcial. Además, los contratos bajo la modalidad de obra y servicio y eventuales por circunstancias de producción abarcaron el 83% del total de contratos. En términos generales, menos de 6 de cada 100 contratos que se registraron son indefinidos a tiempo completo.

► Comunicado completo

► Nota de valoración de RUGE: "Un descenso del paro juvenil por la vía de la temporalidad"