UGT reclama precaución y protección en la vuelta a la actividad en septiembre

El sindicato advierte de que la pandemia no ha terminado y es necesario mantener las medidas de seguridad


► UGT recuerda que la salud es lo primero y que no podemos bajar la guardia en el tramo final de la pandemia y poner en riesgo también una recuperación que está en marcha.

► Las empresas no pueden relajarse, tienen la obligación de garantizar la salud de los trabajadores y trabajadoras y dotarles del material de protección adecuado. Además, deben continuar con el teletrabajo y establecer turnos si no se puede trabajar a distancia.

► Además, es necesario prorrogar los ERTE y mantener el escudo de protección social para no dejar a nadie atrás.

► El retorno en los centros educativos debe ser igualmente seguro y avanzar hacia la normalidad manteniendo la seguridad.

La Unión General de Trabajadores y Trabajadoras subraya que es necesario mantener la cautela y la protección en la vuelta a la actividad tras el periodo estival porque, a pesar del buen avance de la vacunación, seguimos inmersos en una quinta ola con datos sobrecogedores de contagios y fallecimientos por Covid-19.

El sindicato insiste en que la salud es la prioridad y exige una reincorporación segura de las personas a sus puestos de trabajo. En este sentido recuerda que, aunque se esté vacunado es posible contagiarse de COVID-19, por lo que es necesario mantener las medidas de prevención establecidas a lo largo de la pandemia, que los empresarios y las administraciones están obligados por la Ley a proporcionar los EPIs y las medidas de protección necesarias para salvaguardar su seguridad y salud, y que los gobiernos y la Inspección de Trabajo están obligados velar por el cumplimiento de esas medidas.

Además, es fundamental continuar con el teletrabajo en aquellos puestos en los que sea posible, siempre respetando la ley de trabajo a distancia y el derecho a la desconexión digital; garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad estableciendo turnos si no es factible; establecer limitaciones de aforo en zonas comunes, optar por reuniones por videoconferencia; ventilar continuamente los centros de trabajo, así como extremar la limpieza y desinfección de las instalaciones, lugares y superficies de trabajo.

UGT advierte de que la mascarilla sigue siendo obligatoria en interiores de uso público, incluyendo los centros de trabajo, tanto para trabajadores como para clientes o usuarios y, en este sentido, insta a las empresas a que sigan facilitando las mascarillas adecuadas en función del riesgo de exposición a la COVID-19 del puesto de trabajo.

No bajar la guardia

También señala que una correcta ventilación y la limpieza y desinfección diaria de los centros de trabajo es esencial para evitar nuevos brotes y, si a estas alturas no los hubiera, demanda que se establezcan planes de contingencia y protocolos de actuación consensuados con los representantes de los trabajadores, en los que se establezca de forma clara la forma de proceder, tanto para el trabajador o trabajadora contagiado, como para los distintos departamentos en la empresa y en los que se garantice, de forma específica, la protección de las personas trabajadoras especialmente sensibles.

El sindicato recuerda además que es obligatorio realizar la evaluación de riesgos laborales, incluyendo aquellos de carácter ergonómico y psicosocial y aplicar las medidas preventivas necesarias para que el teletrabajo no afecte de manera negativa a la salud de las personas trabajadoras, así como el hecho de informar y formar en materia preventiva a las plantillas.

Con todo, exige a la inspección de trabajo que este vigilante y sea diligente tanto con los posibles incumplimientos en materia de seguridad y salud con motivo del COVID-19, así como con las diferentes situaciones que se pueden dar en relación a la precariedad en la contratación y en el trabajo.

El retorno en los centros educativos debe ser igualmente seguro

La Unión General de Trabajadores y Trabajadoras exige que el retorno a los centros educativos sea igualmente seguro para alumnos y alumnas, por ello, para este curso, deberían mantenerse medidas que se han mostrado eficaces como ratios máximas de 20 alumnos/as por aula, espacios para garantizar la distancia de seguridad, salidas y entradas escalonadas, turnos para el comedor o mantener y, lo más importante reforzar las plantillas docentes.

En este sentido, lo acordado en la pasada Conferencia Sectorial del 25 de agosto, resulta claramente insuficiente.

Mantener los ERTE y el escudo social

Además de la seguridad de las personas, UGT destaca que es fundamental preservar el empleo, especialmente a través de la prolongación de los ERTE y mantener el escudo social desplegado durante la crisis para proteger a las personas desempleadas y a las más vulnerables, el tiempo que sea necesario.

Es fundamental hacer un esfuerzo para que todas las personas que siguen en los ERTE puedan recuperar su puesto de trabajo y hacerlo con flexibilidad, reincorporándose al sistema productivo de acuerdo con la propia situación de las empresas, al tiempo que se apoya a las empresas, en especial a las pymes, con el fin de evitar la destrucción del tejido productivo y del empleo. No podemos dejar a nadie atrás.

Mejores trabajos para una recuperación eficaz

La Unión General de Trabajadores reclama que uno de los pilares fundamentales de la necesaria reconstrucción social y económica de nuestro país sea la creación de empleos dignos, estables y de calidad. Construir un marco de relaciones laborales capaz de ofrecer estabilidad es, por tanto, una cuestión estratégica para mejorar las condiciones de trabajo de la población asalariada, pero también para la economía del país.

En este sentido, para el sindicato es fundamental derogar la reforma laboral de 2012, con el objetivo de equilibrar las relaciones laborales y evitar la facilidad del despido para las empresas.

Fondos Europeos y transformaciones pendientes

UGT aboga por acelerar la reconstrucción económica y social para lograr una recuperación con garantías e impulsar políticas para encarar una recuperación digna, y con futuro. En este sentido, insta a aprovechar los Fondos Europeos y acometer transformaciones pendientes como el cambio de modelo productivo social y ambientalmente justo que priorice los sectores con valor añadido que generan empleo de calidad y con derechos, y alcanzar un gran Acuerdo por la Industria -que posibilite un desarrollo industrial amplio- y una transición justa que no deje a nadie atrás.

La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de nuestro el Estado de Bienestar y la necesidad de potenciar unos Servicios Públicos potentes que proporcionen a los ciudadanos los servicios que necesitan, pero para ello es preciso un sistema impositivo que distribuya la riqueza que se genera en nuestro país.